“Los ricos tienen dinero a costa de los pobres”

¿Te suena esta frase?

¿Te acompaña a ti también este programa limitador?

¿Es algo que cree tu familia?

En este caso, tengo que decirte que mientras sientas esto como cierto, habrá una parte de ti que se resista a tener dinero. Y por mucho esfuerzo que hagas, tu economía se mantendrá en un nivel por debajo de la prosperidad, para que estés a salvo.

En la edad media, los señores feudales se hacían ricos a expensas de los pobres. Los obligaban a trabajar para ellos de sol a sol y, además les cobraban impuestos. Los ricos hacían su fortuna a costa de los pobres.

Y hoy ¿Sigue siendo así? Depende.

Hay una corriente emergente de personas prósperas que al mismo tiempo son conscientes y solidarias.

Un nuevo modelo se abre paso en la economía respecto al dinero consciente y feliz. Una riqueza que viene de trabajar en equipo y de servir a los demás con nuestros dones y talentos.

Así que, como siempre, tú decides. Y según lo que elijas, obtendrás un resultado u otro.

Si decides trascender esta creencia limitadora, comienza a observarte. Date cuenta de cómo hablas respecto al dinero y a la gente que lo tiene.

Observa tu sentimiento cuando ves la riqueza de otras personas o, simplemente, oyes hablar de sus éxitos financieros.

Date cuenta de tus resistencias respecto al dinero y también respecto al sentimiento de merecer o no lo bueno de la vida.

Deja un comentario